Discos

Campos de Marte - Champs-de-Mars (2014)

Con cada mes –día, hora- que pasa, nos llegan cada vez más discos, novedades, canciones, relacionadas con el palo de la psicodelia en América Latina. Aletargado desde hace años, el género está viviendo una segunda revolución quizás en parte gracias a la influencia de diferencias bandas extranjeras que la pegaron y ayudaron a toda una generación a descubrir un estilo musical que daría rienda suelta a aspiraciones más oníricas y distintas a “lo de siempre”.


ver más
Say Lou Lou - Lucid Dreaming (2015)

El mundo del pop puede ser generoso pero también salvaje: es quizás por eso que muchos artistas nada más prefieren acomodarse al formato del single, sin animarse a algo más concreto y duradero. Hasta este año, eso sospechábamos de Say Lou Lou, el mote artístico de las hermanas Elektra y Miranda Kilbey que vienen sacando música desde 2012, acumulando elogios gracias a EPs sólidos que combinaban electrónica con pop europeo bailable y gomoso.


ver más
The Brian Jonestown Massacre - Musique De Film Imaginé (2015)

Brian Jonestown Massacre podrá ser una banda de estadio, pero su rock psicodélico es legendario. Prueba de ello es que hasta el día de hoy han editado airosamente catorce discos de estudio; Musique De Film Imaginé es el último, el primero en ser totalmente grabado en el estudio de Anton Newcombe, en Berlín, hace ya un año.


ver más
Neil Young + Promise of the Real – The Monsanto Years (2015)

Durante los últimos años, Neil Young parece haber optado por terminar con la distinción entre discos estrictamente eléctricos/rockeros (Everybody Knows This Is Nowhere, Zuma, Life, Ragged Glory, Sleeps With Angels, Mirror Ball, Greendale) y discos estrictamente acústicos (Harvest, Comes a Time


ver más
Wilco - Star Wars (2015)

Existe una percepción generalizada de que los discos sorpresa + gratis + descargables, de entrada, son peores -o menos buenos- que los discos anunciados, con formato físico y cortes de difusión.

También está la idea de que un disco de 33’55’’ no puede ser el mejor disco de una banda.

Entonces, ¿para qué? ¿Para qué Star Wars (2015) en una banda como Wilco, que busca superarse disco tras disco? Porque sí. Porque Wilco puede.


ver más
Los Gongs - Volumen 2 (2014)

Cuando allá por 2012, Los Gongs editaron su primer disco, se volvió muy difícil hacer una de las actividades que, desde la prensa especializada, más nos gusta hacer: catalogar. ¿En qué caja meter a una banda que le escapa a todas las etiquetas? ¿Cómo describir un sonido que no puede ser atado por géneros? Al final del día, lo más “estándar” que tenía Volumen 1 era el nombre.


ver más
Courtney Barnett - Sometimes I Sit And Think, And Sometimes I Just Sit (2015)

Un dibujo con trazos infantiles nos presenta una alfombra verde y azul y una silla vintage de madera; unas letras aparentemente escritas a mano nos dan a conocer el nombre de la artista y del trabajo. Desde el arte de tapa un tanto naif, el primer esfuerzo larga duración de Courtney Barnett nos introduce en su mundo, en el que se sienta a pensar y pergeñar sus canciones, o (como nos dice desde su título) solamente a pensar.


ver más
Torres - Sprinter (2015)

En la tapa de Sprinter, Mackenzie Scott –nacida en Georgia, pasó por Nashville y ahora reside en Brooklyn- está dividida. Y esta misma dicotomía se cuela en las canciones de su segundo disco de estudio, casi un ensayo bipolar sobre la oscuridad, el dolor y la esperanza.


ver más
Thundercat - The Beyond/Where the Giants Roam (2015)

Cuando hablamos de Stephen Bruner, aka Thundercat, es injusto atenernos sólo a su impresionante capacidad para tocar el bajo. Si bien la mayoría de sus composiciones se estructuran en base a su facilidad para ejecutar el instrumento, el mundo creado por el artista californiano va mucho más allá de eso.


ver más
Best Coast - California Nights (2015)

La historia reciente indica que la imposibilidad de adaptarse al ritmo frenético y delirante de Los Angeles sólo se resiste con drogas de mayor o menor nocividad. Jim Morrison, James Dean, el David Bowie de 1976 o los años finales de Bela Lugosi y Michael Jackson (por nombrar un par de casos que me vienen a la cabeza) demuestran que un lugar tan ligado a un estado mental puede ser más perjudicial que el neón del showbusiness.


ver más

Páginas