Entrevistas

Cosmo: "siempre estamos aprendiendo y cuando mejor sonamos es cuando mejor estamos como grupo"

De alguna forma, la historia de Cosmo está marcada por una cierta cinematografía. No solamente porque trabajaron en la banda sonora de 20.000 Besos (filme de Sebastián de Caro) sino porque, allá por 2010 cuando se estableció el grupo, con la idea de hacer un soundtrack. Y las canciones de la banda formada por Pablo De Caro, Ayar Sava, Diego Chamorro, Maximiliano García, Pablo Font y Ricardo Balado mantiene una calidad cinematográfica en su desarrollo, como estar dentro de una película. En su nuevo disco, Fundiendo los colores en el ruido, la banda retoma aquello que habían iniciado con Branas, pero con un espíritu obligado más espontáneo, camaleónico, fresco.

La historia de Cosmo no arranca con su formación, en 2010. Tampoco arranca con el aclamado Cosmo, su disco debut de 2011. Pablo de Caro y Maximiliano García (quien también hace música bajo el mote de El Hipnotizador Romántico) ya vienen de Mataplantas, y como el productor de Fundiendo los colores en el ruido, Manza Esaín, le dijo alguna vez, “las bandas no se separan, se multiplican”. El indie argentino está atravesado por las canciones que dejó Mataplantas, pero eso no quiere decir que Cosmo sea su continuación. En varios sentidos, Cosmo adquirió su identidad a través de un sonido más orquestal y voluminoso, que los lleva a tener un pequeño ejército sobre el escenario.

Con el correr del tiempo, la banda se fue haciendo un nombre no gracias a su historia previa, sino gracias a un presente sólido. Trabajaron en la banda sonora de la película del hermano de Pablo, Sebastián de Caro, antes de avanzar un derrotero complejo y cansador con Branas, un disco que para algunos fue consagrador, pero para la banda misma, pasó bastante desapercibido. El proceso de grabación de Branas se caracterizó por ser bastante cerebral y extenso, con un año de duración. Algo que, sin embargo, terminaría influenciando las intenciones de la banda antes de arrancar con la grabación de este nuevo disco.

En Fundiendo los colores en el ruido, trabajaron con Esaín en Matarex, el estudio de Maximiliano, y se propusieron tardar mucho menos en la grabación. Así es como el disco tiene un sabor mucho más espontáneo y renovado: se grabó en dos jornadas en un estudio que prácticamente es una casa para la banda, dado que allí grabaron discos junto a diferentes proyectos. La banda buscaba que el disco fuese una “foto” del momento que estaban viviendo, y así son las canciones del álbum, instantáneas historias sonoras.

La banda estará presentando el próximo viernes 25 de noviembre su disco en la sala Caras y Caretas, y hablaron con indiehearts sobre el disco, su trabajo, sus presiones, y lo que quieren para el futuro.

¿Cómo fue el proceso de grabación del disco?

El disco lo grabamos en dos jornadas en Matarex, que es el estudio de Maxi y además es donde ensayamos desde hace unos años (donde también grabamos las voces y teclados de Branas, y donde también se grabaron los discos de El Hipnotizador Romántico, Mataplantas, El Festival del Beso de Pablito y mas). Lo hicimos en vivo, incluso las voces y al comando de todo estaba Mariano Esaín, luego lo mezclamos en unos días más y lo masterizamos con Daniel Ovie. Nos tomamos unos meses para ensayarlo bien y luego nos metimos al estudio, habíamos estado probando muchas cosas y también demeando porque al momento de este disco estábamos cambiando algunos instrumentos y el ensamble tuvo sus complicaciones, pero por suerte todo se acomodó a tiempo y quedamos muy contentos con el resultado.

¿Qué diferencias buscaron conscientemente entre este álbum y el anterior?

La diferencia más consciente fue intentar que el proceso sea bien corto, que se pueda concentrar toda la energía en menos tiempo porque nos había pasado con Branas que nos llevó un año. Queríamos que tuviera un carácter bien fresco, en un punto los 3 discos lo tienen porque la banda siempre grabó en vivo pero en este caso, queríamos que sea una foto.

Pasaron varios cambios en la banda, de formación, entre disco y disco. ¿Cómo incorporaron eso al sonido o al trabajo de las canciones?

No es muy complejo en teoría pero sí en la práctica, nosotros nos manejamos en términos de fragilidad porque siempre estamos intentando un equilibrio y somos 6, y además de la música está la vida y los días. Cuando nos pasamos de trabajo el mismo núcleo se cansa entonces siempre hay que tenerlo bien atendido y en armonía. Respecto de las ideas sobre el sonido creo que intentamos que cada uno de nosotros sea feliz al interpretar su parte, a mi entender ahora estamos priorizando eso y por supuesto la canción. Siempre estamos aprendiendo y cuando mejor sonamos es cuando mejor estamos como grupo.

¿Cómo fue el laburo junto a Manza Esaín en este disco?

Trabajar con Manza es un placer porque sabe muchísimo y además es nuestro amigo, es re lindo llegar alto con él cuando charlás sobre lo que estás haciendo; sus devoluciones, sus ideas son muy precisas. También es un gran jugador de ping pong y el resto de los tiempos libres nos la pasamos hablando de futbol y música. En este caso le planteamos la aventura y se sumó feliz, además conoce muy bien el estudio porque grabó muchos de los discos que antes mencionaba.

¿Creen que este disco tiene algún tipo de concepto detrás?

Tiene muchas cosas que fuimos charlando y que luego fueron plasmadas, cada pasito lo pensamos pero no hay un hilo conductor consciente; a mi modo de ver la ficha más importante cayó cuando Chamo planteó que le parecía que el título era "Fundiendo los colores en el ruido", que es un pedacito de una canción. Mucho lo fuimos cerrando sobre la marcha.

Con Branas realmente recibieron muchas críticas positivas, porque es un gran disco. De cara a hacer Fundiendo los Colores en el Ruido, ¿sintieron alguna presión para poder entregar esa misma calidad?

No, no sentimos ninguna presión y tampoco sentimos haber recibido tantas buenas críticas (tuvimos algunas muy buenas y fueron hermosas, gracias!!!! ), de hecho pensamos que no se le dio mucha bola a Branas y eso en su momento nos dolió y tuvimos que aprender a tomarlo con pinzas, por ende al momento de hacer este disco estábamos mucho más libres, en principio nos tiene que gustar a nosotros y eso es lo que más nos motiva; las críticas negativas que le puedan hacer a una banda que no vive de eso y que le pone todo el amor a la música habría que repensarlas.... ¿estamos? Con este disco ya tuvimos algunas. Yo estoy a favor de la energía creativa.

Este viernes 25 van a presentar el disco. ¿Qué tienen preparado para la fecha?

Estamos armando una lista de temas bien larga intentando incluir todo, todo, todo. Nos dijeron que la sala es muy linda y tenemos ganas de que sea una celebración, también vamos a estar vendiendo nuestros discos y los de nuestros amigos; y como si esto fuera poco el show de apertura es el mismísimo Manza (esto es primicia exclusiva).