Entrevistas

HOMESHAKE: “el término 'indie' perdió su significado hace bastante tiempo”

En las noches del 12 y 14 de noviembre, Peter Sagar llegará a Buenos Aires por primera vez para contagiar el clima jazzero y doméstico del último tramo de la trilogía inicial post-Mac DeMarco, Fresh air, sobre lo que conversó en esta entrevista.

Peter Sagar era un elemento importante en la banda de Mac DeMarco, pero decidió bajarse de la ruta en 2014. Las exigencias de las giras permanentes gravaban su instinto creativo, así que terminó por abandonar el grupo y regresar a Montreal para dedicarse por completo a Homeshake, su proyecto personal.

“Solo necesitaba actuar un poco menos para poder disfrutarlo completamente”, dice Sagar sobre su decisión. Ahora, asegura, puede sentirse menos inútil que cuando está de gira y no tiene tiempo para producir. “Necesito estar escribiendo y grabando todo el tiempo”, afirma. “Cuando estás en la ruta tenés que asumir una nueva identidad. Tenés que cambiar algunas cosas sobre vos para adaptarte, y eso está bien, funciona bien; pero si te encontrás en esa zona, entonces te convertís en esa otra persona. O sea, yo vi The Last Waltz, no quiero terminar como Rick Danko. ¡Estaba tan hecho mierda!”.

Este trance es el telón de fondo de la trilogía doméstica de Homeshake. In the shower (2014), Midnight snack (2015) y Fresh air (2017) pueden leerse, incluso desde sus títulos, como el redescubrimiento íntimo de la musicalidad de Sagar. En palabras suyas, es “el final de mi vida con Mac y el inicio de la vida post-giras, llevando mi mierda de nuevo a casa”. Yendo de la ducha al jardín, Homeshake fue abriendo el diafragma de su propio imaginario, añadiendo recursos electrónicos, liberando climas jazzeros y purificando un sonido hogareño y relajado.

En este breve intercambio, Peter Sagar responde sobre sus planes, su último disco y lo que espera de su visita a Buenos Aires para sus conciertos en La Trastienda y Personal Fest.

Has tenido experiencias estresantes en el pasado al estar de gira, ¿qué esperás de tus shows en Latinoamérica, y en Argentina en especial?

Tenés que actuar; y tenés que permitirle a una sala llena de gente que ponga los ojos en vos. Y es buenísimo, y sí disfruto hacerlo. Solo necesitaba hacerlo menos para disfrutarlo completamente. Las giras que he hecho como Homeshake hasta ahora han sido verdaderamente geniales y he logrado encontrar un mejor balance que en el pasado. De verdad estoy esperando ir, aunque imagino que va a ser un poco caluroso para mí. Siempre es excitante tocar en lugares nuevos.

¿Cuáles creés que son los elementos más importantes de tu música?

Honestidad y experiencia.

¿Por qué creés que los elementos electrónicos funcionan bien con los más orgánico dentro del mundo de Homeshake?

El contraste es bueno, no todo tiene que cuajar. Creo que tengo que moverme en una dirección un poco nueva para mi propio beneficio; para no ir enloquecido y caer en las mismas ideas-fórmula en las que creo que estaba cayendo. Los necesitaba así que creé un nuevo set de límites con los que trabajar.

Hay una moda general en torno al synth-pop y los sonidos electrónicos, más que en el sonido de guitarras. ¿Por qué creés que sucede?

Nuestro mundo se está volviendo más y más digital y electrónico, así que eso tiene sentido para nuestro arte. Lo reflejamos, a la vez. El mundo de la música basada en las computadoras tiene mucho espacio para crecer y explorar, es muy excitante.

Tu música tiene un fuerte sentimiento de “hecho en casa”, es muy empática. ¿Es eso algo parecido a un logro para vos?

No deliberadamente, pero es una cosa linda para decir de ella, así que te lo agradezco.

Actualmente hay un montón de información que nos rodea en simultáneo. ¿Cómo te afecta a la hora de crear música?

No estoy seguro. Cuando por fin puedo ponerme a escribir y componer generalmente me encierro en el espacio musical y me alejo del bombardeo constante de información, incluso si es por apenas un par de horas en la noche. Es una linda forma de escapar.

Muchos discos recientes, desde Roger Waters hasta Arcade Fire, tienen declaraciones agitadas contra los políticos. En Twitter actúas un poco en esa línea, pero tu música crea una atmósfera relajante y cool, ¿Por qué?

Es simplemente que encuentro mi inspiración en la quietud relajante de algunos momentos, supongo. Habiendo dicho esto, fuck the neonazis.

Acá conocemos algunas bandas de la escena de Montreal, como Walter TV, TOPS, or Alex Calder. ¿Cómo te relacionás con ellos? ¿Qué hace de Montreal un lugar especial para ser músico?

Como siempre, hay algunas grandes cosas que ver y oír en Montreal en este momento, incluyendo (pero no limitándonos) a She-devils, Unblonde, Brave Radar, Freelove Fenner, Guy's# y Project Pablo.

¿Tus artistas preferidos están en el pasado o en el presente?

En ambos.

¿Te considerás un artista indie?

No, tengo cro interés en el término "indie", se me hace que perdió su significado hace bastante tiempo.