Shows

Takk (gracias): Sigur Rós en el Edinburgh International Festival

Se apagan las luces y la banda aparece detrás de una cortina de metal. La melodía inunda los oídos pero uno no puede definir la imagen.  Esta vez tocarán sin la compañía de vientos y cuerdas. Así lo anunció la banda en su página oficial, anticipando una adaptación de sus arreglos, invitándonos a confiar en su propuesta. La intensidad de los acordes crece con cada segundo y una voz de otra galaxia se acerca, suena “Ovedur”, su nuevo simple editado este año, promocionado con un video que generó  controversia por la crudeza de sus imágenes. La música se expande y ya nada importa, si es la orquesta completa o no. Todo es calma y nos dejamos hipnotizar con sus canciones. Es el esplendor de un ser de otras dimensiones que nos ofrece su melodías en “Volkenska” o Hopelandic, como se llama a este idioma inventado por la banda y el reto de imprimirle nuestras propias emociones, porque de eso se trata Sigur Ros, de la libertad absoluta.

Gracias, es los menos que podríamos decir ante la presentación del trío islandés que fue la reina del Festival Internacional de Edimburgo. Gracias, fueron las únicas palabra en inglés que esbozó Jónsi,su cantante y líder, durante una hora y media de recital.

La banda tiene una potencia alucinógena y si bien todos sabemos a lo que vamos, en mitad del show estamos boquiabiertos con los ojos exaltados, sobrevolando las butacas, sabiendo perfectamente qué es lo que nos eleva.

En el marco de su gira por Europa, la banda islandesa no hizo más que emocionar al público con dos fechas agotadas desde el minuto cero en la capital del festival. La gira continúa en Norte América y llegará a su fin en el continente Asiático. Con quince temas pensados para la ocasión, realizaron un recorrido por casi toda su discografía con momentos épicos en temas como Festival, Staralfur y Saeglopur . Una puesta en escena austera con visuales a la altura de sus canciones: imágenes de bosques  y planetas por descubrir.

Se encienden las luces y la audiencia despide de pie en un aplauso infinito a lo que fue una aventura intensa en Playhouse, el teatro más grande del Reino Unido.

Álbum

Fotógrafo: Coco Fernández y Josefina Lamenza
Fotógrafo: Coco Fernández y Josefina Lamenza
Fotógrafo: Coco Fernández y Josefina Lamenza
Fotógrafo: Coco Fernández y Josefina Lamenza
Fotógrafo: Coco Fernández y Josefina Lamenza