Videos

Recomendaciones IH: The Phoenix Foundation

Poco conocemos de Nueva Zelanda por nuestras tierras, por lo que encontrarse con una banda nueva que venga desde tal recóndito rincón del planeta resulta gratificante y refrescante para las playlists que como melómanos siempre buscamos renovar. Amalgama de melodías suaves y sonido contundente, su música remite vertientes del rock y
Poco conocemos de Nueva Zelanda por nuestras tierras, no hay muchos artistas influyentes a nivel global y los artistas indie que conocemos se reducen a un puñado: The Ruby Suns, The Brunettes, Flight Of The Conchords, Ladyhawke y algún otro más. En ese contexto, encontrarse con una banda nueva que venga desde tal recóndito rincón del planeta resulta refrescante para las playlists que como melómanos siempre buscamos renovar. Vaya a saber por qué extraño destino de la internet The Phoenix Foundation se interpuso en nuestros caminos. Amalgama de melodías suaves y sonido contundente, su música remite a algo de Radiohead y un poco de Harlem Shakes, aunque además de los creadores de Ok Computer ellos citan a Fleetwood Mac, The Velvet Underground, Belle and Sebastian y Sonic Youth entre muchos otros más.
"We enjoy long walks in the gravy in our salami gumboots" (disfrutamos de largas caminatas en la salsa de nuestros botas de gota y salamín)
Oriundos de la ciudad de Wellington, el grupo se inició hace unos 13 años cuando Conrad Wedde, Samuel Flynn Scott y Luke Buda - quien también tiene trabajos como solista - eran estudiantes secundarios. Sin embargo no editaron su LP debut hasta 2003 y desde allí llevan publicados 4 placas y un par de bandas de sonido. Con el paso del tiempo, la formación se convirtió en un sexteto que actualmente completan Warner Emery, Richie Singleton y Will Ricketts. Para promocionar su último álbum Buffalo, grabaron este misterioso video que acompaña la canción que da nombre al disco, ambientado en un hermoso paisaje que ha de esconder algún bosque neocelandés. Desconocemos si la historia del rubio protagonista representa el complejo que de niño tuvo alguno de los músicos o el director del clip Nathan Hickey. The Phoenix Foundation - Buffalo